estrés infantil

Se tiende a creer que los niños siempre están contentos, son felices y despreocupados, pero son muy sensibles a los cambios de su alrededor y, en ocasiones, las situaciones difíciles o que no pueden controlar pueden provocarles estrés. Casi siempre se trata de una situación temporal, pero el estrés puede afectar a su bienestar físico y emocional.

Algunos de los motivos por los que pueden padecer ansiedad son cambios en su entorno por parte de familia o amigos, baja autoestima o inadaptación en la escuela -por un calendario sobrecargado o presiones académicas-. Si el niño tiene demasiadas actividades extraescolares o se exige más de lo que debe, se verá sin tiempo para jugar y realizar actividades creativas con las que evadirse y relajarse.

Conseguir evitarlo es fácil con una buena organización. Academity proporciona a alumnos, padres y profesores diferentes funcionalidades para que la comunicación sea fluida y frecuente. Una actitud de diálogo constante sin presiones ni prejuicios fortalecerá la autoestima del alumno, además de mantenerle informado. La motivación también es muy importante: reconocer y premiar los esfuerzos fomenta que el niño quiera alcanzar nuevos retos.

El servicio de mensajería de Academity impulsa la comunicación entre el alumno, padres y profesores. De esta manera, los adultos pueden recordarle al pequeño que puede contar con ellos y que puede pedir ayuda, evitando posibles situaciones frustrantes. La importancia de un calendario es clave porque crea una rutina, lo que le aportará estabilidad y seguridad en su entorno.

Combinar estas técnicas con una dieta saludable y ejercicio físico regular hará del estrés cosa del pasado, pero es imprescindible recordar en todo momento que el niño necesita que lo guiemos. Por eso, debemos supervisarlo mientras hace sus tareas y ofrecerle nuestra ayuda siempre que nos sea posible.

Comments are closed.